Ella Se Avergüenza De Hacer Ejercicios Porque Siempre Gime ¡Es Como Si Lo Estuviera Haciendo!

Todas las personas tienen actividades favoritas que disfrutan hacer, pero muchas de ellas tienen una forma de hacerlas, pues ciertos gestos y actitudes son asociados con algunas actividades en específico. Por ejemplo, el sudor es asociado con hacer ejercicios, tener ojeras es asociado con trasnochos; existen muchas pistas que te pueden indicar la actividad que ha estado haciendo una persona recientemente.

A manera de ejemplo, viene al caso comentar que muchos hombres y mujeres van al gimnasio no sólo a hacer ejercicios, sino también a coquetear con chicas y chicos; esto es completamente normal. Pero ¿qué pensarías si vas al gimnasio y escuchas a una chica emitiendo gemidos?, esto realmente te llamará la atención.

Normalmente los gemidos son asociados con la actividad sexual, pero un grupo de personas se han preguntado si es posible obtener el mismo placer a partir de los ejercicios. Para responder esto, ellos decidieron hacer un experimento social, descubre aquí de qué se trata.

El experimento social consistió en que una mujer iría a un gimnasio lleno de hombres, le pediría ayuda a alguno de ellos para hacer su rutina, pero sorpresivamente, ella empezaría a gemir como si estuviera teniendo intimidad. Debes ver las reacciones de estos hombres.

Al parecer, se puede llegar al clímax haciendo ejercicios, y es que las mujeres pueden tener un final feliz de distintas maneras. Pero esta mujer decidió hacer notar que ella estaba disfrutando mucho de su rutina de ejercicios, todas las miradas se posaron sobre ella, nadie podía creer que ella estuviera gimiendo. Pero finalmente, esto no tiene nada de raro, algunas mujeres pueden sentir muchas emociones con tan sólo ver un poco a los chicos, por ejemplo, en un gimnasio; sólo que muchas de ellas prefieren no ponerse en evidencia.

En este caso, la chica estaba actuando, o al menos eso fue lo que nos hizo creer. Y aunque esto fue actuado, no debes dejar de ver cómo reaccionan los hombres al escucharla gritar tan placenteramente. Inclusive, uno de los hombres preguntaba cuándo iba a parar de gritar, al parecer no le pareció bien que ella gritara de esa forma.

Te imaginas que esto no fuera parte de un experimento social y pasara en realidad, ¿Cómo reaccionarías? ¿Crees que una persona puede obtener el mismo placer haciendo ejercicios que teniendo intimidad? Déjanos saber tu opinión en un comentario y comparte para que otros nos hagan saber su punto de vista.

Loading...
Close